La colcha es uno de los complementos que aportaran a tu habitación la personalidad que necesita para una de las estancias más importante de tu casa, la cual además de diseño ha de complementarse con el descanso y ser una prenda de abrigo en las épocas mas frías.

Esta prenda que cubre las sábanas te permite darle el aspecto que desees y que mejor se adapte a tu personalidad, tu eliges…formal, divertido, clásico, de colores vivos o apagados, moderno…

colcha-elegir-para-cada-estacion

De todas formas, no debemos olvidar que la colcha, además de ser un elemento decorativo, tiene también la función de resguardarnos del frío durante épocas como el invierno, y esto puede ser el causante de muchos quebraderos de cabeza en ocasiones.

Demasiado frío en invierno, pero, si elegimos una colcha demasiado gorda, no hay quien aguante con el calor de las noches de verano… ¿qué podemos hacer ante esto? 

Lo más importante es que aprendamos a jugar con los materiales, tonos y texturas de nuestra colcha, para así lograr que se amolde a nuestras necesidades dependiendo de la época del año. Esto le hace referencia tanto al material (más cálido o más frío según la estación) y a los tonos o colores (que también variarán según la época en la que estemos y la decoración que tenga nuestro dormitorio).

A continuación te hablamos de diferentes tipos de cubrecamas que te permitirán tomar la mejor decisión a la hora de elegir la mejor opción y sacarle el mayor partido a tus colchas y disfrutar de su carácter más versátil.

 

Opción 1: Colchas o edredones nórdicos para el invierno

Cuando llegan las épocas más frías del año todos nosotros deseamos meternos a la en la cama a descansar y huir del frío de la calle, y lo último que queremos es llegar a casa y seguir pasando frío mientras dormimos en nuestra propia cama.

Para evitar que esto ocurra debemos cambiar nuestra ropa de cama por tejidos más abrigados y que mantengan el calor.

Edredones Nórdicos cuyo gramaje va desde 150 a 300 Gramos, puede ser blanco básico al que podrás ponerle una funda nórdica con estampados diferentes o elegirle con color.

Edredones Confort puede llegar a 400 gramos, su confección permite que se adapte a tu cama a la perfecciona mediante unos botones que se acoplan a las esquinas de tu cama, evitando que se escape el calor.

 

 

Opción 2: Colchas de verano para el calor

Lo contrario ocurre en los meses de julio, agosto, septiembre… Es entonces cuando empezamos a echar de más el calor que antes echábamos en falta. Para poder descansar durante las noches debemos lograr una temperatura “fresquita” que evite los agobios nocturnos causados por las altas temperaturas.

Las colchas de verano hacen que nos sintamos resguardados durante la noche (para aquellos a los que nos sería imposible dormir a cara descubierta) y a su vez podamos descansar tranquilos sin calores excesivos.

Las colchas de verano son ligeras y suaves las cuales además de vestir tu cama aportan ese puntito agradecido que hace que esas noches no tan calurosas merezcan la pena tener una colcha a tu lado.

 

Opción 3: Colchas de tipo Bouti para el entretiempo

Este tipo de colcha es la opción ideal para el llamado “entretiempo”, es decir, las épocas que no son tan calurosas como el verano, y, por lo tanto, puede que las colchas de esa época te resulten poco abrigadas, y que tampoco son tan frías como el invierno, por lo que el edredón nórdico no haría más que molestarte durante la noche.

Las colchas Bouti no son tan abrigadas como las que utilizamos en invierno, ni tan ligeras como las de las épocas de calor. Además este tipo de telas suelen ser más modernas, por lo que puedes encontrar gran variedad de colores, estampados y decoraciones que rompen con lo clásico.

Las colchas Bouti vienen con un pequeño acolchado el cual te permitirá encontrar en la estaciones de entretiempo esa comodidad térmica que hará que tus noches sean ideales.

Algunas colchas Bouti viene pespunteadas con diferentes diseños que hacen que su confección le dé un toque rustico chic que llamara la atención.